Tránsitos Astrológicos

Bienvenido Tauro!

Tauro es un signo fijo, femenino y de tierra. Tiene la tarea de tomar la energía explosiva y sin meta de Aries que amenaza de dispersarse, de ponerse caótica y le atribuye una forma, la estabiliza. El elemento tierra de Tauro unido a su calidad fija lo hace un signo estable, a veces inmóvil. De hecho se le asocia a las posesiones, a las propiedades inmobiliarias, al dinero, entendido como ahorro. 

Tauro atrae la materia y le dona estabilidad…es por eso que en su compañía  se percibe una sensación de bienestar y tranquilidad. Es muy físico, fuerte, vigoroso, atento a las costumbres cotidianas que coinciden con los tiempos del biorritmo natural diario: se levanta de temprano en la mañana, en la tarde se duerme pronto y es riguroso con sus tres comidas diarias.

.

La comida es un elemento imprescindible, comparable a un orgasmo; la comida y el sexo son dos placeres a los que no puede renunciar. Es un signo pasivo y a menudo “padece” las iniciativas ajenas pero, si esta actitud amenaza ser demasiado invasiva, sabe construir tabiques para defender sus propios confines. Y como es un signo que le gusta poseer, es muy celoso de las cosas y también de las personas.

En una relación Tauro no se enamora… posee y tendrá problemas con quién intente sustraer el objeto de su posesión. Tauro no se enfada casi nunca, pero cuando lo hace se convierte en una furia y quizás es mejor alejarse…han visto alguna vez una corrida de toros? Luego se calma pero en el momento del estallido es un volcán. Su estatismo a veces roza la pereza. La estabilidad típica de este signo lo convierte en uno de los más confiables del zodiaco por perseverancia y paciencia. Tauro sabe muy bien que hace falta tiempo entre la siembra y la cosecha y sabe esperar.

.

Teniendo a Venus como regente, el planeta del placer y la belleza, estas cualidades se reflejan en su físico…son bellos, sensuales y atentos a la elegancia. Venus aquí expresa la fuerza de Madre Naturaleza. Tauro aunque es un animal macho, en el zodiaco es caracterizado por el elemento femenino y representa la naturaleza, el campo, la fecundidad, la belleza. También es un signo muy productivo y que no quiere dispersar en vano energía sino más bien ponerla al servicio de algo útil y que tenga un resultado. Busca la sencillez, que se transforma a menudo en una actitud inocente, priva de sentido de culpa. 

.

Quien nace bajo este signo tiene como objetivo de vida el buscar la estabilidad interior, aprender sencillamente a Ser, desarrollar y alcanzar la paz interior. No le sirven las palabras. El silencio, entendido como ausencia de estrés interior, es el medio por el que encuentra la respuesta a la pregunta:  ¿Quién soy yo? ¿Soy lo que poseo o bien soy lo que hago?». Una vez encontrada la serenidad interior, es su trabajo mantenerla.

Por ello, podrían sentir una gran ansiedad por años como consecuencia de la búsqueda del control sobre su vida y sobre la vida de otros. Guerra perdida … es imposible. Deben ser y dejar que las cosas maduren como la vida propone, eliminando la ilusión del control.

Dejarse influenciar por su sombra para Tauro significa rodearse de cosas materiales, dedicarse a la posesión de cosas y dinero, sentirse «dueño» de las personas…buscar la seguridad al exterior a través de cosas materiales, del dinero, lo desvía de su camino hacia la evolución que busca en cambio, la estabilidad interior y el equilibrio. Entonces Tauro se transforma en un ser ávido, celoso, posesivo y tirano.

Previous Post
abril 24, 2019
Next Post
abril 24, 2019

No Comments

Leave a Reply