Tránsitos Astrológicos

Luna Llena en Tauro

Estamos muy imbuidos en el eje Escorpio/Toro, muerte y vida, pasión e intensidad, vida que muerde, que quiere, que empuja contra las paredes del miedo a la muerte, que crea resistencia, que crea tensiones. Y nosotros en el centro, el corazón que llama, la mente en fibrilación. Y lo único que queremos es sentirnos amados, y poder amar, alejando cualquier tipo de temor de que el abrazo que recibiremos sea frío y distante. ¿Pero qué fatiga es nacer en un cuerpo humano? Pero, ¿dónde queda todo el sentido de pertenencia que envuelve el alma como un escudo de fuerza y calor? ¿Pero qué valor hace falta para descender a esta dimensión tan lenta y densa… ¿Y dónde están las alas?

¿Aún recordamos el poder de volar? Bienvenidos al plenilunio en Tauro, plena expresión de lo terrestre, de la conexión con una inteligencia sincrónica y vasta, una vastedad tal que se pierde, pero que incluye muchas pequeñas partes, que le dan forma y razón de ser: la Tierra y los seres vivientes, cuya existencia es prueba de la fuerza del corazón radiante del planeta, alimentado por los rayos solares, activado por los vientos solares, en plenitud de vida, rebosante de amor, que ha generado por emanación toda forma de vida presente en esta dimensión.

Todos nosotros, seres estelares, atraídos por la fascinante experiencia de estar dotados de un instrumento de experimentación sensorial, bajamos a montones para recibir un abrazo y sentir el tacto en una superficie muy sensible, nuestra piel. El cuerpo permite una experiencia de amor multisensorial, extendiendo la experimentación más allá de los chakras altos. Como seres de dimensión superior, se vive siempre en una situación de máxima expansión de la maravilla y del amor. Cuando se baja, la densidad misma es opuesta a esa frecuencia…y sin embargo, queda algo a lo que tendemos constantemente, como el ciego busca la presencia de la luz.

El cuerpo nos recuerda lo que es el amor y hace que la búsqueda sea aún más fuerte, extensible a cada sector de la existencia. El Plenilunio en Tauro lo percibo como una rendición a la vida, a través de cada una de sus manifestaciones. Es necesario encontrar un equilibrio centrado para darnos cuenta de quiénes somos realmente, incluyendo cada parte, más superficial o más profunda, para participar plenamente en la vida que acordamos crear, dando así nuestra contribución a la gran epopeya de seres que están decidiendo rendirse al amor.

Esta Luna nos enseña como mediar entre la esencia celeste y la terrestre…mostrando los confines entre la capacidad de soñar y la realidad soñada ….Cuál es mi sueño…y qué es lo que aparece bajo la luz de la Luna Llena? , ¿logro ver lo que hay y qué es lo que deseo ver? Quien puede ayudarnos es el cuerpo físico, con su red de conexiones experienciales. Respiremos y abracemos las percepciones.

Previous Post
noviembre 12, 2019
Next Post
noviembre 12, 2019

No Comments

Leave a Reply