Bienvenido Libra!

Bienvenido Libra! Ahora es el momento de conectar con otras personas que no forman parte de la familia, listos para entrar en la sociedad. Libra es el signo de la relación por excelencia. Su objetivo es construir un nuevo entorno, más amplio, uniéndose a personas distintas a ella. Lo hace buscando el equilibrio y la armonía, por eso escucha mucho y trata de comprender cuál es la mejor solución para vivir en paz. Es el signo de la justicia y quien nace bajo su influencia, asume la máscara del “justo”.

Siendo un signo de aire, el segundo que se encuentra en el zodiaco después de Géminis, utiliza el desapego emocional para no dejarse influenciar en las decisiones a tomar. Razón por la cual se define un signo frío. Está asociado a las leyes, a los reglamentos, a todo lo que permite alcanzar el equilibrio y la serenidad. No por casualidad, la asociación que se hace con la filosofía budista, demuestra que este signo se comporta de manera pacífica. El “otro” se tiene muy en cuenta, precisamente porque permite ampliar y aumentar la calidad de una convivencia social, sin conflictos. El mismo Gandhi nació bajo este signo y, para quien conoce su historia, sabe muy bien cómo no reaccionó, a los ataques del poder contra sus ideas.

La búsqueda de la armonía en todas las cosas, lo hacen un signo elegante, ya sea en el vestirse, en el comportamiento, y muy educado cuando se encuentra en medio a la gente. Sin embargo, tiene la costumbre de rechazar a todos aquellos que no forman parte de un comportamiento socialmente correcto. Llama la atención a quienes son groseros y evitan a estas personas como a la peste. No está en su naturaleza luchar, ese es el deber de Aries, su signo opuesto. A menos que haya en el horóscopo personal aspectos fuertes que lo hacen un combatiente, Libra rechaza cualquier forma de violencia.

Una persona que nace bajo este signo tiene una buena comunicación, pero es elegante. Tiene un gran sentido del equilibrio, la comunicación debe tener su estilo, elegante, sin nunca levantar el tono; por eso está representado por el símbolo de la balanza, instrumento que expresa perfectamente esta cualidad. Sin embargo, para alcanzar el objetivo, desarrolla una gran tensión interna. Quien dice que Libra es un signo tranquilo, se equivoca. No significa que sea un belicista, pero su tensión interna representa el trabajo psicológico continuo a través del cual consigue el equilibrio. Imaginen un equilibrista caminando sobre una cuerda colgando en el vacío. Para mantener el equilibrio y no caer, hace esfuerzos sobrehumanos moviéndose con fuerza de una parte a otra.

Al hacerlo, produce fuerzas opuestas entre sí y, como resultado, consigue precisamente la estabilidad. En la vida real, lo hace buscando la escucha de las razones de los demás. Busca un punto de contacto que pueda ser adecuado para ambos. Por desgracia, como ya he señalado antes, tiene la costumbre de mantener separadas las emociones y, sobre todo, las pasiones, de las relaciones, por temor a que éstas puedan arruinarlas. La relación afectiva, es esa relación entre dos personas que debe durar en el tiempo y es el resultado de tantos compromisos que se alcanzan sólo mediante la combinación de los intereses de ambas partes.

Quién pertenece a este signo, además de tener una marcada aptitud a la elegancia, a la belleza y a la armonía, es también un excelente artista. Ama el teatro, la pintura, todo lo que se puede llamar arte. Su planeta gobernador es Venus, el mismo planeta que gobierna Tauro. En este caso, no se trata del placer y del bienestar material y físico, sino de la belleza en general; la belleza como síntesis armoniosa entre los colores, las formas y las palabras. Es un gran orador y oyente. Venus la hace capaz de expresar con elegantes formas dialécticas, cada frase pronunciada. Son excelentes abogados, tanto por el conocimiento de las leyes como porque saben construir oratorias claras y eficaces.

El propósito de la vida de la persona que nace bajo este signo, es calmarse, alcanzar la serenidad interior. La tranquilidad debe ser ganada por la acción de la voluntad sobre la estructura de la conciencia. Por desgracia, tiene que existir un incesante uso de la voluntad sobre sus reacciones que, al menos durante la primera parte de la vida, podrían ser extremas y peligrosas.

Si rehuye su tarea de vida, cae en el mayor peligro que Libra pueda encontrar: el de la indecisión. Como ningún camino es correcto, Libra podría bloquearse ante cualquier decisión importante a tomar. La lección final que hay que aprender es comprender que sin comprometerse, sin poner la voluntad, la vida no es más que una larga espera. No se pueden mantener abiertas varias opciones para siempre. Sin embargo, Libra podría hacerlo, y en ese comportamiento cumplir con su sombra.

No Comments
Previous Post
septiembre 24, 2020
Next Post
septiembre 24, 2020

No Comments

Leave a Reply